Fotointegración 3D

Gracias a la fotointegración podemos combinar fotografía real, ya sea de estudio o ambientes creados o naturales fotografiados y combinarlos con ambientes o elementos 3D.

Esto permite que allí donde el 3D no llega a ser todo lo realista que deseamos, como es con telas y tapizados, la fotografía real se fusiona con la versatilidad del 3D.

Con ello podemos conseguir que nuestro producto sobresalga con ambientes extraordinarios, o podemos aplicar a un entorno ya creado nuestro producto aún sin fabricar.